Un lasur es como una pintura  o barniz decorativo para madera especialmente de exterior (salvando las distancias), también se utiliza para materiales porosos como puede ser el hormigón, cerámica o piedra,  además tiene un componente de tratamiento protector que hace a la madera resistente a la humedad, a los rayos U.V. conteniendo insecticidas y fungicidas lo que hace que sea muy eficaz contra la fotodegradacion, los hongos y los insectos.

La gran diferencia con los esmaltes o barnices, los lasures penetran mucho más en la madera a poro abierto  y permiten que esta traspire, es más fácil de aplicar y su efecto de  más larga duración.

Existen varios acabados, brillo, satinado o mate y numerosas tonalidades, recreando especies de madera características por su color, pino, castaño, roble, nogal, pino Oregón, wengue, etc.

Su aplicación se realiza de diferentes formas, mediante  brocha , rodillo, pistola o por inmersión, siendo una de sus principales características que se nota la veta madera , se puede aplicar varias manos con un intervalo de 12 horas y se puede volver a repintar al cabo de los meses sin necesidad de lijar o decapar.

El consumo de este tipo de producto dependerá mucho del estado de la madera a tratar, aunque se estima aprox. De 200 ml. /m2